Más artículos del autor:

“Las nuevas formas de la demanda”

Por Bernard Lecoeur
“Es como si la función del don simbólico no llevase más la adhesión y se haya vuelto incapaz de suscitar la más mínima creencia. La plegaria, la súplica, a las que la demanda supo asemejarse, se han convertido en un catálogo de aspiraciones voluntarias sometidas al otro del derecho. Se produce, por lo tanto, una inversión de la incondicionalidad de la demanda.”