“La palabra se toma”

 

 “No quedarse en el goce de no hacer nada, es que hay un cuadro y está colgado, que bien, podría ser parte de un museo, algo ya hecho, ya realizado. Pero me anima el deseo analítico, que es uno de los nombres de la libertad, y me debo a Freud por haber creado un lugar en el mundo. El psicoanalista”.

Francisco-Hugo Freda

 

A cada uno… le toca reinventar el psicoanálisis, y allí pierdo para producir. Es en esa línea que mi acercamiento al Centro de Estudios Psicoanalíticos de la Universidad Nacional de San Martin se inscribe, al pie de la vitalidad que su director Francisco Hugo Freda y la amabilidad de Damasia Amadeo de Freda animan desde un comienzo.

Particularmente conocí a Hugo Freda por varios caminos, caminos que hablaban y me hablaban de él, y fue así como lo encontré, hablando. Hugo hablaba a su modo, sin repetir y sin soplar. Su palabra era puntuada, musical, por momentos descansaba y volvía con una presencia inconfundible. Única. Separada del resto, no adormecía, despertaba y hacia lugar.

Fue así, en esos espacios en que daba su palabra, que fui tomando nota de sus actos, fui acercándome a su deseo de movilizar e inquietar a los jóvenes analistas en formación para revitalizar la causa psicoanalítica.

IMG-20130908-WA0019

Facundo Chamorro, miembro del CEP

En poco tiempo la energía, el empuje, se hizo notar. Dimos comienzo a un sin número de proposiciones de trabajo, proyectos y acciones, que se proponían para todo aquel que estuviera animado por un deseo de participación, sin necesidad de cartas de presentación, títulos o certificaciones, solo deberse a la causa iniciada por Freud y continuada por Lacan.

En ese camino dimos inicio a la Diplomatura en Estudios Avanzados en Psicoanálisis, uno de los nombres del CEP en la Universidad de San Martin, pero con una clara y decidida apertura de establecer una conexión del psicoanálisis con otros saberes y disciplinas.

Junto a mi colega, Solana González, incursionamos en esta travesía que se nos proponía para pensar la formación del psicoanalista del naciente siglo XXI. Hay temas del psicoanálisis que pueden confrontarse con otros discursos: la singularidad, la memoria, el orden causal, el determinismo y el indeterminismo, el ser y el sujeto -entre otros- son puntos que atraviesan disciplinas como la Historia, la Filosofía, la Antropología, la Lógica y la Matemática.  Junto a especialistas en dichos dominios orientamos el debate de nuestra tarea. Fue uno de los primeros nombres del Desvío, un atrevimiento.

Al mismo tiempo celebrábamos en éste -a cada uno- la creación de  los Centros de Atención Psicoanalítica (CAP) que funcionan en el campus de la Universidad, en el partido de San Martin, y brindan a los vecinos la posibilidad de encontrar una escucha analítica. Así también nacían y festejábamos los Laboratorios Universitarios Internacionales de Psicoanálisis junto a otros colegas de Universidades de Brasil y Francia, entre otras, que tendrán en el horizonte de su trabajo pensar y analizar la época que transitamos.

Finalmente, en éste mes tan importante para mí como para mis colegas, aplaudimos la difusión de las primeras líneas de la revista Desvíos, otro de los nombres del CEP, para que cada quién, cada uno tome la palabra. Queriendo decir algo distinto a lo ya formulado, queriendo adecuar el querer decir con lo dicho, queriendo burlarse un poco del sentido, haciendo valer en toda locución una dimensión de no identidad, haciendo valer el equívoco y todo lo que se le relaciona, todo lo que soporta el doble sentido y el decir en medias palabras; porque, sin duda, el CEP y Desvíos ya son un lugar, un espacio, para ello.

Jacques Alain Miller nos dice que cada analista interpreta lo que quiere decir el psicoanálisis: Freud primero como una cura, Klein como una comunicación, Jung como una elevación, Ana Freud como una pedagogía, una ortopedia, Lacan como una experiencia, pero también como una deducción lógica.

Está Freud, único, en soledad, sin posibilidad de ser representado e incomparable, en el lugar de la causa, y por otro lado nosotros, hechos de las estofa de Freud, con la posibilidad de una reinvención singular bajo la modalidad del Sinthoma, único sostén capaz de construir un proyecto.

Saludo y felicito entonces ahora a todos los miembros del CEP y a los lectores de la revista Desvíos que pronto tomarán la palabra en ella.

Facundo Chamorro

Miembro del CEP y Coordinador de la Diplomatura de Estudios Avanzados en Psicoanálisis UNSAM

 

 

Autor: Facundo Chamorro