Propuesta

 

El Centro de Estudios Psicoanalíticos de la UNSAM surge como un proyecto del rectorado de la Universidad Nacional de San Martin, inscripto en el Programa Lectura-Mundi.

Desde su creación hasta la actualidad el CEP ha instituido, entre otros proyectos, Centros de Atención Psicoanalítica abiertos a la comunidad (CAP), conformado un área de Enseñanza, publicado libros de psicoanalistas de gran prestigio reunidos en su “Serie Tyché” y ha creado una Red Universitaria Internacional de Laboratorios dedicada a la enseñanza e investigación del psicoanálisis.

A partir de Marzo del año 2015, la Revista Desvíos se suma a esta lista de invenciones como una iniciativa que tiene por objetivo acercar nuestro trabajo, nuestro desvío fundamental, a la comunidad. Puesto que la revista se propone como un espacio de pensamiento crítico, Desvíos ofrece además un lugar temático y otro libre donde se publicarán escritos inéditos de diversos autores provenientes de diferentes disciplinas e ideologías.

Nuestra propuesta es la del movimiento y no uno cualquiera, ya que un movimiento sin desvíos se vuelve una mera repetición. Tomar la palabra, entonces, para intentar dar cuenta de qué modo nos desviamos de lo establecido para dar lugar al acontecimiento singular.

En palabras de Hugo Freda -director del CEP-:

“Sabemos que el punto central, nodal, que constituye el fundamento del psicoanálisis, escapa a toda conceptualización definitiva; sabemos también que es un saber que se rehace constantemente y que se define y redefine en su quehacer mismo; sabemos que el “Saber” que él constituye deja siempre visible lo que escapa a toda  generalización. La excepción, el caso único, lo que no se repite, lo que no cesa de inventarse porque no se puede atrapar por una formalización definitiva, lo que no constituye la regla sino que genera una nueva excepción, es lo que funda la epistemología psicoanalítica. Esto es lo que hay que hacer vivir en el ámbito universitario, lo que escapa a la medición pero tiene su incidencia en el saber constituido; es decir, una verdad que “no se puede decir toda” y que en su propio movimiento la constituye, un agujero enigmático, sin otra resolución que su propia presencia.”